sábado, julio 01, 2006

Vicente Amigo



Una silla desnuda va cobrando vida en mitad del oscuro escenario. Como un rayo desciende la luz ligera que desde arriba, ilumina la simplicidad de este fotograma, este gesto vacío y libre de adornos . Por la derecha, un ruido de pasos trae a Vicente hasta mi . Solo, en compañía de sus manos y encaramado a su guitarra. Este genio flamenco, comienza a desgranar notas sueltas que arranca de manera suave y concisa a unas cuerdas brillantes que responden con mágia a su estímulo ...Comienza el viaje!

Mi habitáculo con él convertido en patio andaluz, mientras la tarde rosa palo de estos últimos días de Junio atardece en mis geranios, comienza a absorver poco a poco el aroma y color que de sus acordes, llegan catapultados hasta mi sillón.
Acordes que se graban a fuego por mis paredes. Atmósfera de bulería. Sueño de casas blancas que quedaron filmadas en la memoria de mi infancia andaluza. Olores frutales del mercado principal en San Fernando. Imágenes de sal amontonadas muy cerca del mar. Vejer en las alturas, quemado por el sol de media mañana. Córdoba de callejuelas y ventanas de verjas negras floridas. Lorca transportado en sus poemas por los sonidos gitanos desde esta guitarra hasta mis oidos. Verano de blanca arena, de velas de barco que saludan en la línea azul que corta limpiamente el final del océano.
Con Vicente Amigo vuelvo fácilemte al Sur. Hacia el sur de los olivares, campos de girasol y casetas bandoleras esparcidas por tierras secas. Viajo por mezquitas de árabes armonías, me descuelgo por reconocibles pentagramas de jazz para perdeme por parajes de soleás, tangos, boleros y alegrías blancas y oscuras del desmesurado campo andaluz.

Con Vicente me pierdo por un sendero, donde la tarde es caramelo, y cerca del río yo me pierdo para encontrarme cuando me encuentre con los besos.
Y si es que las notas se las lleva el aire, que las tuyas , se las traiga hasta mi calle donde por la tarde me baño y me empapo de la sal de tus detalles.

En esta guitarra se hacen visibles resonancias estiradas hasta el infinito en sus más variadas formas y maneras, y las palabras no sirven, solo el sonido y aún más cercanas que ellas a éste, las imágenes que evoca.
Arte del jondo. Arte del grande. Arte de palmas, palmeras y tacones. Fuerte fragancia a verde limón, a calima y a callejuelas de verde sombra que descienden hacia abajo.

"Ciudad de la Ideas" es un "pelotazo". Realmente bueno.
"Un Momento en el Sonido" su último trabajo.
"Vivencias imaginadas" un gran disco.
Su guitarra... una bendición.

3 Comments:

Blogger Mary Rogers dijo...

me faltó la música....Ya había escuchado sobre él. ¡Hay tanto talento y conocemos tan poco! Los medios nos dan lo que botó la ola.
Un abrazo

10:28 p. m.  
Blogger Zuriñe Vázquez dijo...

Que delicia volver a leer tus musiquezas. Me voy a volver adicta. En pura poesía has expresado el trabajo de Amigo, y los tópicos andaluces también, que cuando te metes de lleno parece que solo existían en los libros de Lorca. Pero el paisaje es azul y blanco, eso sí.

6:04 p. m.  
Blogger Pablo G. Mancha dijo...

El tema 'campo de la verdad' de este disco está dedicado a un torero, concretamente a José Tomás. ¿Le preguntamos a Victente Amigo dónde le ha colocado las vísceras?

11:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home