jueves, junio 01, 2006

The Strokes. Orfebrería Rock.



Julian Casablancas ( voz) , en una noche de insomnio en el internado inglés donde su padre lo recluyó para "meterlo en vereda", escuchando a "The Doors" tuvo un momento de clarividencia; Sí!, al estilo de Sta. Teresa de Jesus o Tomas de Aquino, en sus noches oscuras del alma. En este momento de "luz", vió muy claro como habría de contruir sus canciones, y aunque algunos pensaran por "lo bajini" que o bien Julián había fumado demasiada hierba o se había propasado con las sustancias, él no dudó en reclutar a otras dos ovejas descarriadas afines en su mismo retiro, para después unirse al resto de los componentes que darían origen a una de las bandas de rock más grandes de todos los tiempos.

Se pusieron a trabajar ...un "garito" para sus incipientes ensayos y largas noches enchufados para dar origen a los primeros apuntes de lo que más tarde se convertiría en su primera puesta de largo: " Is This It". Llegados a este punto, no quedaba otra que "carretera y manta", comenzando a presentar sus canciones en su pueblo ( New York) y los alrededores, con más pena que gloria. Pero ellos, parecían saber bien lo que se traían entre manos, de forma que si profetas en su tierra no lo eran, quizá fuera el momento de abrirse al mundo y esperar.

Se embarcan en una gira que les lleva de nuevo a Inglaterra, la tierra de la que no guardaban muy buenos recuerdos , donde un avispado productor tuvo al igual que Julián, su particular momento de "illumination" para ficharlos en una multinacional, y darles la posibilidad de grabar su primer disco. Y el resto llegó solo ...un look de lo más "cool", una buena campaña de "marketing" y lo más importante, un buen puñado de razones en forma de afilados dardos musicales para apoyar todo lo demás, hicieron que "Is This It" no fuera un disco más perdido en la vorágine de lanzamientos, sino que fuera "El Disco" por derecho propio.



A partir de ahí, una carrera meteórica que no ha parado, que aún hoy sigue dando unos frutos como melones y que los devolvió a New York, como los profetas que todo el mundo estaba esperando. Rompiendo con las modas y principales tendencias del "mercadeo" de lo musical, y con una actitud propia que alguien en su sano juicio, hubiera considerado un suicidio premeditado, recogieron la cosecha abonada con dos ingredientes principales : creer en si mismos y apostar por su trabajo.

Ahora la Coppola ha utilizado esta música para su "Marie Antoniette" mientras ésta pasea por el Versalles diciochesco a ritmo "strokesko", y aunque hay gente que ha dicho que ese experimento no le va nada, que esa época con esos ritrmos...yo no sé que decir.
Tuve una extraña afición que consistía en visionar cuadros de Hundertwasser, mientras de fondo sonaba este disco, y puedo decir que en mi caso, era el binomio perfecto y jamás imaginado. Lo mismo que mirara " El Jardín de los muertos Felices" que " La tierra de Irina sobre los Balcanes", con esa música de fondo, que entraba en una especie de hipnosis o trance espiritual, que casi me ponía a levitar por el cuarto de estar.
O si por el contario en el trabajo, me tocaba fregar un pasillo oscuro como de convento carmelita, comenzaban a crecerme unos bultos en la espalda, y convertido en demonio alado, salía disparado hacia arriba, a lo alto de los húmedos tejados de la ciudad, con mi fregona, ahora convertida en guitarra, experimentando el enérgico cosquilleo de rabiosas burbujas espumeantes que atravesaban mi cuerpo de cabo a rabo...muy cerca, muy cerca...nunca tan cerca de un cielo de electricidad y plomo.

Y para gustos... pero es bien cierto que sus temas son pequeñas joyas de orfeberería rock, con unas guitarras que saben cuando callar o cuando se harán compañía y un vocalista, que cantando como si no lo hiciera, con esa cierta dejadez, nos ha dado melodías de las que no se olvidan, grandes canciones, grandes obras de arte orgánico que crecen y se expanden conforme en nuestros oidos, comienzan a envejecer.


"De muchas maneras, faltarán los buenos viejos días
Algún día, algún día
Sí, duele decirlo, pero quisiera que te quedaras
A veces, a veces"
"Y ahora mis miedos Vienen a mí de a tres
Así pues, y A veces
Desvanecen mi amigo,
Dices las cosas más extrañas
Lo encuentro, a veces "
The Strokes. "Someday"

Discografia :
1- iS This It (2001)
2- Room on Fire (2003)
3- First Impressions of Earth (2006)


8 Comments:

Blogger Zuriñe Vázquez dijo...

Estupendo texto, te mereces la publicidad que te he dicho abajo, en el anterior texto. Sigue así. Es muy ameno, ¿estás seguro que no naciste para hablar de música?

8:57 p. m.  
Anonymous Noa con las mujeres en la sombra dijo...

Ya te digo, el niño se expresa que da gustirrinín, jiji!
Esos espasmódicos momentos musicales también los he sentido yo, hasta llegar al cielo. Con otro tipo de música, eso sí.
;)

12:59 a. m.  
Anonymous Noa con las mujeres en la sombra dijo...

um, claro que yo, ni conozco a estos tipos.

Si pusieras algún enlace; a mí es que se me da fatal lo de buscar música por internet. Ni bajarla, ni na de na, sé :(

1:01 a. m.  
Blogger Licantropunk dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

8:49 a. m.  
Blogger Licantropunk dijo...

Ultimamente Hundertwasser me persigue. De no saber nada de su existencia, a encontrarlo dos veces en poco tiempo.
http://arteyliteratura.blogia.com/2006
/060201-hundertwasser-1928-2000-.php
(Con el permiso de Gabriela)

8:52 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

12:13 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»

4:52 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Very pretty design! Keep up the good work. Thanks.
»

6:54 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home