martes, junio 13, 2006

"Deftones" El sótano Tonal.

En un post que escribí para El Escarabajo, había una frase que rezaba: "... mientras un escalofrío, escapa dando alaridos por los tejados". Esta sería la mejor forma de definir la forma en que Chino Moreno, "frontman "de Deftones, afronta sus canciones y el tratamiento vocal que les confiere. Y es que "Adrenaline" (1995) fué un pelotazo sonoro destinado a castigar y vapulear nuestras neuronas, con un resultado desconcertante.El desasosiego y la sensación de claustrofobia y ahogo, en algunos momentos, puede generar un placer excepcional y Deftones saben como arruinarse en la tarea consiguiendo ser una banda apta solamente para los amantes del vértigo, los decibelios y la adrenalina en estado puro.
Madonna, además de cantar, creó por aquellos años una discogáfica para la Warner ( Maverick) y en sus comienzos no dudó en fichar a los de Sacramento para inaugurar lo que serían sus primeros pasos como empresaria. Con muy buen ojo, por cierto, convirtiendo la música de éstos, entonces todavía para un público "underground" , en referencia obligada para todos los amantes del metal pesado, dando de esta manera origen al "nu metal", movimiento musical que por entonces comenzaba a despuntar.
Así las cosas, años despues grabaron "Around the Fur" para que con su tercer trabajo "White Pony", recibieran el Grammy a la mejor Metal Performance de 2000.

Yo tuve un largo noviazgo con ellos. No fué amor a primera vista. Fué de estos amores que salen a flote por pura insistencia. Leí algo por ahí, y en estas intuiciones que uno tiene para las que no hay explicación, compré su debut como grupo....y poquito a poco comencé a vislumbrar su potencial a sorbos.
Chino Moreno tuvo la audacia, de conjugar unas voces hilarantes y crispadas, con espacios más oxigenados, en los que el lado femenino tenía una presencia notable, consiguiendo en esta aproximación y paradoja vocal, que el metal burro y sin concesiones, fuera devuelto a nuestros oídos en forma de sombría postal de territorios interesantes y misteriosos. Chino es la clave. Pero los demás también supieron estar a la altura de estas composiciones, con acordes y bases rítmicas, que circulaban por debajo...transportadas por carreteras tonales secundarias, muy abajo ... circulando por apagados sótanos sonoros.
Y el resultado: Sobrecojedor.
Un paredón sónico al que uno queda expuesto sin misericordia. Una gran dosis de violencia armónica cimentada en texturas atmosféricas y arrebatadoras que se combinan admirablemente con melodías frenéticas y entusiastas, en las que hay que empeñarse a fondo para al fin renacer en un lugar nuevo, en este fresco y oscuro paraiso denominado "deftones".

Compré revistas en las que poder leer algo de ellos, pero nadie parecía conocer este gran secreto, hasta que con los meses, como ocurre con todo lo auténtico y lo que es de ley, terminó por explotar convirtiéndose en el punto de mira de la crítica y público.
Es una pena que la estrategia de las multinacionales, sea tan predecible. Una vez grabado su segundo largo, surgieron clones como moscas en compost, intentando asemejarse a su sonido y forma de abordar las canciones, totalmente potenciados por el negocio. Cada sello parió pues unos primos lejanos, pero ellos fueron los primeros y eso, al igual que con otras bandas que fueron capaces de crear su propio universo, los convirtió en únicos.


Para muchos son los Radiohead del metal, y no en vano se hace esta apreciación, pues si en las costumbres de otros grupos metálicos, estaba el reconocer influencias de otros grupos afines, Chino hablaba de estos como influencia, además de citar como inspiración a Robert Smith de The Cure, y a los mismísimos Depeche Mode. Una demostración de personalidad en un estilo musical lleno de clichés que ellos no dudaron en quitarse de encima. Por ello mismo la aleación a la que llegaron, se convirtió para muchos entre los que me cuento, en raro metal... metal precioso.
Tuve la suerte de verlos en una sala para unas doscientas personas en Barcelona, cuando todavía no eran muy grandes, y puedo asegurar que la descarga me dejó trastocado para el resto de mis días. Ahora no viven un gran momento, pues la maquinaria capitalista siempre deja dañado hasta el mejor plantado, de forma que después de manosear el género hasta la saciedad, una vez usados, lo que tocaba era tirarlos. Los clones desaparecieron, se esfumaron... mientras Deftones y fieles a sí mismos grabaron Deftones (sin título), y posteriormente "B sides and rarities" por lo que en espera de temas nuevos, lo mejor está por llegar. Seguro!... y veremos por donde nos salen, pues todo es posible en esta banda!

2 Comments:

Blogger Zuriñe Vázquez dijo...

Disfruto con tus opiniones musicales y después de esta me dejaría vapulear las neuronas con Deftones, grupo que no conocía y que ahora creo firmemente en su calidad. Además Madonna es muy lista...

7:28 p. m.  
Blogger El.Piter. dijo...

la sacaste del parque, que bacano que te guste tanto este grupo y que se haya hecho esta cronica tan de lujo. Muy muy buena, me ha gustado.


Un saludo

12:32 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home